El ser humano se comunica principalmente de forma verbal, por lo que hay un emisor (el que habla, es la parte activa en la comunicación) y un receptor (al que va dirigido el mensaje) este debe mostrar una escucha activa. Pero en el proceso de la comunicación se pueden producir distorsiones (diferencias entre lo que se quiere decir y lo que se dice) esto puede suceder por que la capacidad de expresión afecta al emisor, por una falta de atención…

Las características que tiene que tener un buen comunicador son:
– Serenidad (control del estrés)
– Dinamismo
– Percepción de las situaciones
– Flexibilidad
– Equidad

Estas características se pueden llegar a dominar con un adecuado entrenamiento.